Alianza terapéutica: ¿qué es y qué importancia tiene?

alianza terapéutica

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Conseguir que la alianza terapéutica se dé entre paciente y profesional puede ayudar enormemente en el desarrollo y éxito del tratamiento. Pero, ¿sabes de qué se trata? ¿Por qué es tan importante? ¿Cómo puede conseguirse?

Desde Qeres Formación resolvemos todas tus dudas y te presentamos una breve guía sobre la alianza terapéutica, un concepto que debes conocer y que te acompañará durante toda tu carrera profesional o como paciente. Además, tenemos un buen catálogo de cursos que te ayudarán a profundizar en este y otros muchos conceptos. ¡Échales un vistazo!

¿Qué es la alianza terapéutica?

Algo que tenemos que tener siempre en cuenta es que, como fisioterapeutas, no trabajamos con patologías sino con personas y que, por tanto, la terapia o tratamiento no se puede concebir al margen del establecimiento de una relación interpersonal entre paciente y profesional.

La cultura del encuentro hace que las personas se conviertan en elementos significativos las unas para las otras y no meros desconocidos o instrumentos para alcanzar unos objetivos.

En este contexto, la alianza terapéutica se define como el punto de encuentro entre el paciente y el fisioterapeuta, estableciendo un vínculo único durante la terapia sobre el que se basan la confianza y el entendimiento necesarios para abordar el problema o dolencia que sufre el paciente.

Factores que definen la alianza terapéutica

La alianza terapéutica o vínculo terapéutico se hace operativa por medio de tres componentes:

  • Acuerdo paciente-profesional respecto a los objetivos que se perseguirán con el tratamiento.
  • Acuerdo paciente-profesional sobre las tareas o ejercicios a realizar durante todo el tiempo que dure el tratamiento.
  • Vínculo entre paciente y profesional a través del cual el paciente se sentirán cómodo para expresar molestias u otras preocupaciones o dudas con respecto al tratamiento o terapia.

La alianza terapéutica trata de integrar las necesidades, miedos y el universo personal del paciente junto con los conocimientos, técnicas y empatía del fisioterapeuta. Se trata, en definitiva, del punto de encuentro entre dos universos que se unen para conseguir el éxito de la terapia.

Sin embargo, no debemos olvidar que la alianza terapéutica es asimétrica, lo que quiere decir que se centra en los problemas y necesidades del paciente, mientras que la acción del fisioterapeuta se enmarca dentro de su actividad profesional reglada. Como profesionales, debemos poner el foco siempre en nuestros pacientes para garantizar su cuidado.

Además, debemos tener en cuenta que la alianza terapéutica se da dentro de dos marcos o encuadres que la definen y aportan características:

  • Encuadre terapéutico externo: Compuesto por el lugar en el que se da la terapia, la duración y frecuencia de las sesiones, los honorarios que recibe el fisioterapeuta por la misma, etc.
  • Encuadre terapéutico interno: Incluye las actitudes y aptitudes del fisioterapeuta necesarias para que surja una relación con el paciente que favorezca el proceso de cambio y la adherencia al tratamiento.

La importancia de la alianza terapéutica

Para que la alianza terapéutica se produzca, tanto fisioterapeuta como paciente deben aunar su experiencia y conocimientos y estar predispuestos a trabajar por un cambio para conseguir el bienestar del paciente. Ambos deben entenderse y trabajar como un equipo en el que se involucren y apunten hacia una misma meta: conseguir que la terapia o tratamiento resulten efectivos.

alianza terapéutica

La alianza terapéutica ha sido estudiada en numerosas ocasiones y hay quienes apuntan, como Lambert (1992), que la alianza terapéutica o relación terapéutica es una variable capaz de predecir hasta un 30% del éxito de la terapia. Se ha llegado incluso a decir que es el factor más determinante en el éxito de la terapia, solo superado en peso por factores extra terapéuticos incontrolables y que pueden influir en el proceso.

No es sencillo demostrar que los efectos de la alianza terapéutica sean de tal magnitud, pero, lo que sí parece evidente es que este fenómeno puede beneficiar enormemente al tratamiento durante todo su desarrollo gracias a que propiciará un clima de confianza, seguridad, comunicación y respeto mutuo que conseguirá que el paciente se sienta más cómodo en la consulta y colabore más con todo el proceso.

Se trata, por tanto, de un concepto clave de las relaciones de ayuda y forma parte del gran desafío humanizador que se está produciendo dentro de las relaciones sanitarias paciente-profesional hoy en día.

La alianza terapéutica ayuda al paciente a explicitar lo que busca conseguir con el tratamiento, hacer pactos de compromiso responsable en torno a los procedimientos necesarios para conseguirlo, y a fijar los objetivos y las características de cada sesión junto al fisioterapeuta. Todo esto favorecerá al fenómeno conocido como la adherencia al tratamiento, que consiste en el cumplimiento del mismo.

¿Cómo conseguir que se produzca la alianza terapéutica?

Si bien es cierto que la alianza terapéutica se consigue gracias a la implicación de ambas partes (paciente y profesional), queremos darte una serie de pautas para que, como fisioterapeuta, puedas poner todo de tu lado para que este vínculo se produzca.

En primer lugar, te recomendamos que utilices siempre la escucha activa y la empatía. De esta manera, el paciente se sentirá respetado e importante, además de cómodo y seguro. Ser sincero y reducir al máximo la incertidumbre sobre lo que sucederá durante la sesión puede favorecer a la confianza del paciente y a su bienestar dentro de la consulta.

Trata de crear un clima de confianza, cercanía y comodidad desde el primer contacto, pero siempre desde una posición de profesionalidad. El fisioterapeuta debe representar valores como el respeto y la confianza y mostrarse como una persona abierta y agradable que se preocupa por sus pacientes.

alianza terapéutica

También es importante que el fisioterapeuta se adapte a las necesidades de cada paciente, con tareas y ejercicios que favorezcan su mejora. Además, el paciente debe conocer con total claridad lo que tiene que hacer y porqué. Aquí entra en juego, una vez más, la importancia de una comunicación clara y sincera dentro de la consulta para que el paciente pueda implicarse en su tratamiento.

Conoce más a fondo sobre la alianza terapéutica y todos sus beneficios

Si este tema te ha parecido interesante y quieres saber más al respecto, ¡tenemos buenas noticias! Con nuestro curso de educación en dolor y alianza terapéutica podrás convertirte en todo un experto y seguir profundizando en ello. No dudes en consultarnos si tienes cualquier pregunta. ¡Te esperamos!

Más para explorar