Fisioterapia en la Carrera: ¡Corriendo a 2021!

fisioterapia en la carrera: ¡Corriendo a 2021!

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Fisioterapia en la Carrera: ¡Corriendo a 2021!

¡Buenas, compañeros/as!

Llevamos una semana hablando de dos tendinopatías del miembro inferior bastante conocidas: la tendinopatía aquílea y la tendinopatía glútea.

No solo eso, sino que recientemente hablábamos de estrategias interesantes para trabajarlas, incluso dentro de un deporte tan dinámico como es la carrera.

Pero… ¿Qué sabemos sobre este deporte realmente?

“¡Corre, Forrest! ¡Corre!”

Se trata de uno de los deportes más conocidos y que, al mismo tiempo, más desconfianza pueden generar. Existe esa creencia negativa al respecto que dice que no podemos correr si no lo hacemos “bien”, que el que yo corra ahora kilómetros y kilómetros hará que en unos años mis rodillas estén echas polvo, que si corro es normal que me duelan los pies, las rodillas y las caderas…

¿Hasta qué punto es esto cierto? Os ahorro el pensarlo: esto no funciona así.

No olvidemos que el cuerpo es extraordinariamente fuerte y capaz de asimilar estos esfuerzos. El problema surge muchas veces debido a la gestión de carga de la carrera, es decir, cuánto tiempo corro, a qué ritmo, cuántas veces por semana, a qué intensidad…

Un punto muy importante a favor del entrenamiento de fuerza en el gimnasio es que la gestión de cargas puede ser más fácil de controlar. A la hora de correr, sin embargo, muchos piensan que es más complicado o, directamente, hacen caso omiso.

¿Podemos gestionar la carga de entrenamiento de nuestros/as corredores/as?

¡Exacto!

Se trata de una actividad con variables de por medio, luego podemos trabajar con ellas. Ahora bien, ¿cómo lo hacemos?

>  Presentación #QeresAtHome

Hasta la fecha hemos visto que dependiendo de método que usemos, el resultado puede cambiar. Por ejemplo, basarse en el ritmo cardíaco o en la velocidad tenderán a que estemos en zonas de trabajo más bajas que si trabajásemos en base a nuestra sensación de esfuerzo percibido o RPE1.

Esto parece depender de las diferencias entre la carga externa (las fuerzas externas de los entrenamientos como tal) y la carga interna (lo que suponen esos entrenamientos para el/la atleta).

Así que, si nos fijamos, esa antigua norma de correr “x” kilómetros semanales es insuficiente. Lo más adecuado sería combinar parámetros internos y externos2, que, por cierto, tenemos más de 100 variables a escoger… ¡Más de 100! (aunque no todas influirán de la misma manera)3.

Lesiones en la carrera

“Ya veo… Así que puedo jugar con variables como kilómetros totales, tiempo, ritmo o RPE para gestionar esa carga. Pero… ¿Qué me dices de las lesiones? Porque tengo pacientes que han dejado de correr por ello.”

Esa es una buena pregunta a la que, de momento, las respuestas son más ambiguas.

Si he llevado una gestión adecuada del entrenamiento y, pese a ello, han aparecido lesiones, puede que tengamos que mirar más allá de estos aspectos.

¿Os acordáis de lo que hablamos de la fuerza? Si un área no puede ejercer la fuerza necesaria durante un tiempo determinado, tal vez pueda aparecer dolor, pero tal vez no…

¿Por qué digo esto? Bueno, seguro que alguna vez habéis oído eso de “Ojo con meter las rodillas pa’ dentro”. Me refiero al momento de aducción y rotación interna que tanto se ha estudiado. Parece que no es tan esencial para producir dolor, aunque su persistencia pueda influir4.

>  Síndrome de la Cintilla Iliotibial

Entonces, ¿cómo es que los ejercicios de fuerza generan mejora? ¿Por fuerza o por coordinación? Sabemos que podemos mejorar los mecanismos de aterrizaje sin cambios en el torque de fuerza y que los beneficios del ejercicio van más allá de eso de “sentirse más fuertes”.

Por tanto, ¿qué opináis? ¿En vuestra práctica clínica qué lesiones de corredores os soléis encontrar?

El próximo día hablaremos sobre una de las más conocidas, así que… ¡Hasta la próxima!

Ideas clave:

  • Correr no es malo para las articulaciones; de hecho, hay estudios que demuestran que tiene un efecto protector.

  • La gestión de carga será uno de los puntos más importantes a la hora de evitar y/o recuperar la gran mayoría de lesiones.

  • Los factores biomecánicos, aun pudiendo interferir, no parecen ser decisivos para la aparición de dolor.

Referencias Bibliográficas:

  1. Bellinger P, Arnold B, Minahan C. Quantifying the Training-Intensity Distribution in Middle-Distance Runners: The Influence of Different Methods of Training-Intensity Quantification. Int J Sports Physiol Perform. 2019;11:1-5.
  2. Napier C, BSc MR, Menon C, Paquette MR. Session Rating of Perceived Exertion Combined With Training Volume for Estimating Training Responses in Runners. J Athl Train. 2020;16.
  3. Alvero-Cruz JR, Carnero EA, García MAG, et al. Predictive Performance Models in Long-Distance Runners: A Narrative Review. Int J Environ Res Public Health. 2020;17(21):8289.
  4. Heiderscheit BC, Chumanov ES, Michalski MP, Wille CM, Ryan MB. Effects of Step Rate Manipulation on Joint Mechanics during Running. Med Sci Sports Exerc. 2011;43(2): 296–302.
Si te ha gustado «Fisioterapia en la carrera: ¡Corriendo a 2021!» de Asier García en colaboración con Qeres Formación, no dudes en dejar tu comentario… ¡Estaremos encantados de leerte! Además, si te gustaría enterarte de todas las novedades que tenemos para ti, síguenos en Instagram y estarás al día de todo.

>  La evolución al dolor persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más para explorar

¿Qué es la lectura crítica?

¿Qué es la lectura crítica?

Qué es la lectura crítica. Es curioso la cantidad de publicaciones que vemos en las que ponen “basada en la evidencia”. Parece como un eslogan: