La importancia del razonamiento clínico en fisioterapia

razonamiento clínico

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Has oído hablar del razonamiento clínico? Lo cierto es que la medicina, así como la fisioterapia avanza a pasos agigantados y, desde hace unos años, los fisioterapeutas somos profesionales de primera intención por lo que necesitamos estar lo mejor cualificados posible. Ya que los pacientes pueden acudir directamente a nosotros, nuestro valor en este punto reside en la capacidad de razonamiento y para establecer criterios a la hora de llevar a cabo nuestras intervenciones. Sabiendo también cuándo nos encontramos ante un paciente que hemos de derivar o sobre quien no tenemos que actuar.

Uno de los principales problemas cara a abordar pacientes es poder plantear hipótesis diagnósticas plausibles y saber descartar con criterio aquellas que se alejen de la presentación de nuestro paciente concreto. Otro gran problema es saber escoger los test y pruebas necesarios o que nos aporten la información más interesante respecto a nuestro paciente.

Estas son algunas de las necesidades que puede cubrir el Razonamiento Clínico en Fisioterapia.

¿Qué es el razonamiento clínico en fisioterapia?

El razonamiento clínico es una herramienta fundamental para el día a día en clínica. Podría definirse como una habilidad o un proceso cognitivo de integración de la información que nos aporta el paciente.

Podemos obtener información de nuestros pacientes en la entrevista, exploración física y pruebas complementarias, que junto a los conocimientos de los que disponemos debería permitirnos elaborar un conjunto de diagnósticos probables. Tras tratar de falsar estos, el resultado de todo el proceso culmina en una toma de decisiones compartida para el manejo de su problema.

Existen distintos tipos de razonamiento, como el razonamiento deductivo (que va de lo general a lo específico) o el razonamiento inductivo (que generaliza desde lo específico. Podemos ver un claro ejemplo de estos dos tipos de razonamiento en Watson y Sherlock Holmes.

Curso de Razonamiento Clínico en Fisioterapia

Un fisioterapeuta novel tiende a hacer preguntas que le llevan a perder detalles importantes por cerrar la entrevista de forma temprana. Puede tener una base teórica limitada y una menor capacidad de integración así como de reconocimiento de patrones. El hecho de recoger información irrelevante puede hacer más complicado recordar las partes importantes, y podría considerar pocas hipótesis con sus pacientes.

Además, tiende a caer en distintos sesgos cognitivos. Se han descrito más de 40 distintos. El primer paso para tratar de caer menos en ellos es conocerlos.

Aprender razonamiento clínico en fisioterapia de un fisioterapeuta experto como Arturo Such desde tu propia casa, con 60 horas de formación, te permitirá evolucionar a la fisioterapia actual ayudándote a convertirte en un experto. Descubre nuestro curso de razonamiento clínico en fisioterapia y conviértete en un profesional de prestigio.

Ha llegado la hora de pensar, ¿te lo vas a perder?

Más para explorar

Tips al acabar la carrera de fisioterapia

Al terminar la carrera debes tener claros diferentes aspectos si no quieres tener muchos momentos de frustración y de no saber muy bien que hacer